Lunes, 14 Diciembre 2009 21:30

Ud 4,5 (18 Ud.4.5,35) Naga Sutta – Discurso con el elefante

Valora este artículo
(1 Voto)

El Buda se traslada de un sitio ruidoso y lleno de gente al bosque para estar más recluido. Paralemente, hace lo mismo un elefante.

He aquí lo que yo he oído decir. Cierta vez el bhagavant [1] se encontraba en la ciudad de Kosambi, en el parque de Ghosita. En aquella ocasión el bhagavant vivía rodeado de bhikkhus, bhikkhunis, upasakas, upasikas, reyes, grandes ministros de reyes, maestros de otras sectas, discípulos de maestros de otras sectas. Y así rodeado, vivía desagradablemente, incómodamente. Y el bhagavant pensó: “Yo vivo aquí rodeado de bhikkhus, bhikkhunis, upasakas, upasikas, reyes, grandes ministros de reyes, maestros de otras sectas y discípulos de maestros de otras sectas; y así rodeado vivo desagradablemente, incómodamente; por eso viva yo solitario, apartado de la multitud”.

Y el bhagavant por la mañana, después de vestirse, tomando su manto y su escudilla, entró en Kosambi en busca de limosna. Habiendo recorrido Kosambi en busca de limosna, por la tarde, después que regresara de la recolección de limosnas, recogiendo él mismo su lecho y su asiento, tomando su manto y su escudilla, sin decirle nada a su servidor, sin informar a la congregación de bhikkhus, solo, sin acompañante, se dirigió a la aldea de Palileyyaka en busca de limosna. Y pidiendo limosna llegó, poco a poco, a Palileyyaka. Ahí, en Palileyyaka, el bhagavant vivió en un bosquecillo de la Foresta Cercada, bajo un hermoso árbol sala.

Y un elefante vivía rodeado por elefantes machos y por elefantes hembras, por elefantes jóvenes, por elefantes niños; y él tenía que comer hierbas cuyas partes tiernas ya habían sido cortadas; ellos se comían los manojos de ramillas que él arrancaba una y otra vez; tenía que beber agua turbia y, cuando salía de su baño, los elefantes hembras iban frotándose contra su cuerpo. Y así rodeado, vivía desagradablemente, incómodamente. Y este elefante pensó: «Yo vivo aquí rodeado por elefantes machos y elefantes hembras, por elefantes jóvenes, por elefantes niños; yo tengo que comer hierbas cuyas partes tiernas ya han sido cortadas; ellos se comen los manojos de ramillas que yo arranco una y otra vez; tengo que beber agua turbia y, cuando salgo de mi baño, los elefantes hembras van frotándose contra mi cuerpo. Y así rodeado, vivo desagradablemente, incómodamente. Por eso viva yo solitario, apartado del. grupo».

Y aquel elefante, alejándose del rebaño, se dirigió a la aldea de Palileyyaka, al bosquecillo de la Foresta Cercada, hacia el hermoso árbol sala donde se encontraba el bhagavant y ahí aquel elefante limpiaba de hierbas el lugar donde se encontraba el bhagavant y con su trompa le ofrecía agua para beber y agua para lavarse.

Y este pensamiento surgió en la mente del bhagavant mientras se encontraba a solas, en su retiro: «Yo antes vivía rodeado de bhikkhus, bhikkhunis, upâsakas, upâsikâs, reyes, grandes ministros de reyes, maestros de otras sectas y discípulos de maestros de otras sectas: y así rodeado, vivía desagradablemente, incómodamente. Y ahora yo no vivo rodeado de bhikkhus, bhikkhunis, upasakas, upasikas, reyes, grandes ministros de reyes, maestros de otras sectas y discípulos de maestros de otras sectas; y no estando así rodeado, vivo feliz, cómodamente».

Y este pensamiento surgió en la mente del elefante: “Yo antes vivía rodeado por elefantes machos y elefantes hembras, por elefantes jóvenes, por elefantes niños; yo tenía que comer hierbas cuyas partes tiernas ya habían sido cortadas; ellos se comían los manojos de ramillas que yo arrancaba una y otra vez; tenía que beber agua turbia y, cuando salía de mi baño, los elefantes hembras iban frotándose contra mi cuerpo; y así rodeado, vivía desagradablemente, incómodamente. Y ahora yo no vivo rodeado por elefantes machos y elefantes hembras, por elefantes jóvenes y elefantes niños; yo no tengo que comer hierbas cuyas partes tiernas ya han sido cortadas; ellos no se comen los manojos de ramas que yo arranco una y otra vez; no tengo que beber agua turbia y, cuando salgo de mi baño, los elefantes hembras no van frotándose contra mi cuerpo; y no estando así rodeado, vivo feliz, cómodamente».

El bhagavant, percibiendo su propia soledad y conociendo con su mente el pensamiento de la mente de aquel elefante, dijo en aquella ocasión este udana [2]:

En esto concuerda la mente del elefante de largos colmillos

con la mente del sabio:

ambos gozan en la soledad del bosque.


NOTAS DEL BT:

[1] Se refiere al Bienaventurado, el Buda.

[2] Exclamación gozosa o emotiva.

FUENTE:

“Udana: La palabra de Buda”, traducción del pali de F. Tola y C. Dragonetti.

http://www.oshogulaab.com/BUDA/TEXTOS/LISTADOLIBBUDA.htm

Publicado por el Bosque Theravada © 2009

Términos del uso del Bosque Theravada: Puedes copiar, reformatear, reimprimir, volver a publicar y redistribuir este trabajo a través de cualquier medio, siempre que (1) hagas que estas copias, etc. sean disponibles de manera libre de costo; (2) indiques claramente que cualquier derivación de esta obra (incluida la traducción) debe señalar como fuente éste documento e (3) incluyas el texto completo de esta licencia en cualquier copia o derivación de esta obra. Por lo demás, todos los derechos reservados.

Visto 388 veces Modificado por última vez en Martes, 27 Abril 2010 11:25
Inicia sesión para enviar comentarios
  • Cómo alumbrar un bosque
    Escrito por

    MN 32 {9M.4.2,332-345} Mahagosinga Sutta – Gran Discurso en Gosinga. Durante una hermosa noche, a la luz de luna, un grupo de monjes mayores se encuentra en el bosque y discute qué tipo de monje sería capaz de iluminar el bosque. Una vez que cada uno de ellos expone su punto de vista, se dirigen al Buda, en busca de su propia respuesta.

    buddha052

    "Amigo Sariputta, un bhikkhu se deleita en la meditación solitaria y disfruta de la meditación solitaria; se dedica a la serenidad interna de la mente, no descuida la meditación, posee visión clara y reside en cabañas vacías. Ese tipo de bhikkhu iluminaría el bosque de árboles sala de Gosinga".

    Escrito el Martes, 20 Septiembre 2011 16:52 en Noticias ¡Deja el primer comentario! Visto 539 veces
  • Penetrando en el Dhamma
    Escrito por

    SN 13 {12S2.1} Abhisamaya Vagga - Capítulo sobre la penetración [en el Dhamma]. El propósito de este samyutta es el de ensalzar la penetración en el Dhamma (dhammabhisamaya), conocida también como la obtención de la visión del Dhamma (dhammacakkupatilabha), el evento que transforma la persona en un noble discípulo con el mínimo nivel del que entra en la corriente (Bh. Bodhi).

    buddha042

    "Así también, monjes, para el noble discípulo -la persona realizada en la visión, que ha hecho la penetración [en el Dhamma]- la insatisfacción que destruyó y eliminó es mayor, y la que aún permanece es insignificante. Esta última ni siquiera alcanza una centésima parte, ni una milésima parte, ni una cienmilésima parte del gran montón de la insatisfacción que ha sido destruido y eliminado, ya que tiene como máximo siete existencias más. Semejante gran beneficio constituye, monjes, haber penetrado en el Dhamma, haber adquirido la visión del Dhamma"

    Escrito el Lunes, 19 Septiembre 2011 23:19 en Noticias ¡Deja el primer comentario! Visto 368 veces
  • Samyutta sobre la penetración en el Dhamma
    Escrito por

    Abhisamayasamyutta (SN 13): Discursos relacionados con la penetración [en el Dhamma] es el Capítulo 13 de la colección del Samyutta Nikaya perteneciente a su segunda parte: Nidanavagga (Discursos relacionados con la causalidad). Hoy presentamos una breve introducción a este samyutta de Bhikkhu Bodhi.

    BB

    El propósito de este samyutta es el de ensalzar la penetración en el Dhamma (dhammabhisamaya), conocida también como la obtención de la visión del Dhamma (dhammacakkupatilabha), el evento que transforma la persona en un noble discípulo con el mínimo nivel del que entra en la corriente. El que entra en la corriente es alguien que obtuvo el sendero trascendental conducente al Nibbana y está destinado a poner fin del vagabundeo del samsara después de siete vidas más a lo sumo, todas ellas transcurridas en el mundo celestial o humano.

    Escrito el Domingo, 18 Septiembre 2011 18:33 en Noticias ¡Deja el primer comentario! Visto 358 veces
  • La conciencia y el yo psico-físico
    Escrito por

    SN 12,67 {12S2.1.7.7,67} Nalakalapi Sutta - Gavillas de juncos. Explicación sobre la interdependencia del nombre-y-forma y la conciencia dentro de la cadena del origen dependiente.

    buddha045

    Al igual que dos gavillas de juncos pueden estar inclinados uno hacia el otro, así también con el nombre-y-forma como condición, la conciencia [llega a ser]; con la conciencia como condición, el nombre-y-forma [llega a ser]; con el nombre-y-forma como condición, la séxtuple base de los sentidos [llega a ser]; con la séxtuple base de los sentidos, el contacto... Así es el origen de todo ese montón de insatisfacción.

    Escrito el Sábado, 17 Septiembre 2011 14:26 en Noticias ¡Deja el primer comentario! Visto 321 veces
  • El cese de la percepción
    Escrito por

    DN 9 {6D.9,406-443} Potthapada Sutta – Discurso con Potthapada. Potthapada, era una asceta deambulante que trajo al Buda una enredada serie de preguntas sobre la naturaleza de la percepción. El Buda le aclaró estos temas, mediante un detallado examen de los fundamentos de la meditación, mostrándole cómo la misma lleva al último cese de la percepción.

    buddha056

    A este respecto, Potthapada, aquellos brahmanes y ascetas que dicen que la percepción de una persona surge y cesa sin causa, sin razón, están equivocados desde el mismo principio. ¿Y por qué así? Porque la percepción de una persona surge y cesa con una causa y con una razón. Con entrenamiento, una percepción surge y con entrenamiento otra percepción cesa.

    Escrito el Jueves, 15 Septiembre 2011 05:35 en Noticias ¡Deja el primer comentario! Visto 298 veces