Sábado, 09 Septiembre 2017 07:41

SN 44,6 Catutthasariputtakotthika Sutta - Cuarto discurso con Sariputta y Kotthika

Valora este artículo
(1 Voto)

El Venerable Mahakotthika expone al Venerable Sariputta las razones por la cuales el Buda evitó hablar de algunas especulaciones filosóficas.

 


[Leer en pali]

[6] En una ocasión los Venerables Sariputta y Mahakotthika estaban morando en el Parque de los Venados de Isipatana, cerca de Baranasi. Entonces, cuando llegó la tarde, el Venerable Sariputta emergió de su reclusión y, acercándose al Venerable Mahakotthika, intercambió con él cordiales saludos. Cuando hubo terminado la amable charla de bienvenida y los cordiales saludos, se sentó a un lado y dijo al Venerable Mahakotthika:

“¿Cómo es esto, amigo Kotthika? ¿El Tathagata existe después de la muerte?”.

“Amigo, el Bienaventurado no ha declarado esto, que: ‘El Tathagata existe después de la muerte’”.

“Entonces, ¿el Tathagata no existe después de la muerte?”.

“El Bienaventurado tampoco ha declarado esto, que: ‘El Tathagata no existe después de la muerte’”.

“¿Cómo es esto, entonces? ¿El Tathagata existe tanto como no existe después de la muerte?”.

“El Bienaventurado tampoco ha declarado esto, que: ‘El Tathagata existe tanto como no existe después de la muerte’”.

“Entonces, ¿el Tathagata ni existe ni no existe después de la muerte?”.

“El Bienaventurado tampoco ha declarado esto, que: ‘El Tathagata ni existe ni no existe después de la muerte’”.

“¿Cómo es esto, amigo, que a todas estas preguntas —si el Tathagata existe después de la muerte… si no existe después de la muerte… si ambas cosas… si ninguna de las dos— respondes siempre: ‘Amigo, el Bienaventurado no ha declarado esto’? ¿Cómo es esto, amigo: existe alguna razón, o alguna causa, por la cual el Bienaventurado no declaró esto?”.

 

(i. Deleite en los cúmulos)

“Amigo, alguien que se deleita en la forma, que encuentra deleite en la forma, que se regocija en la forma, que no conoce ni ve el cese de la forma tal como realmente es, piensa así: ’El Tathagata existe después de la muerte’, ‘El Tathagata no existe después de la muerte’, ‘El Tathagata existe tanto como no existe después de la muerte’, ‘El Tathagata ni existe ni no existe después de la muerte’.

“Además, amigo, alguien que se deleita en la sensación… en la percepción… en las formaciones volitivas… en la conciencia, que encuentra deleite en la conciencia, que se regocija en la conciencia, que no conoce ni ve el cese de la conciencia tal como realmente es, piensa así: ’El Tathagata existe después de la muerte’, ‘El Tathagata no existe después de la muerte’, ‘El Tathagata tanto existe como no existe después de la muerte’, ‘El Tathagata ni existe ni no existe después de la muerte’.

“Pero, amigo, alguien que no se deleita en la forma… en la sensación… en la percepción… en las formaciones volitivas… en la conciencia, que no encuentra deleite en la conciencia, que no se regocija en la conciencia, que conoce y ve el cese de la conciencia tal como realmente es, no piensa así: ’El Tathagata existe después de la muerte’, ‘El Tathagata no existe después de la muerte’, ‘El Tathagata existe tanto como no existe después de la muerte’, ‘El Tathagata ni existe ni no existe después de la muerte’.

“Esta es la razón y la causa, amigo, por la cual el Bienaventurado no declaró esto”.

 

(ii. Deleite en la existencia)

“Pero, ¿existe algún otro método, amigo Kotthika, para explicar por qué el Bienaventurado no declaró esto?”.

“Sí existe, amigo. Alguien que se deleita en la existencia, que encuentra deleite en la existencia, que se regocija en la existencia, que no conoce ni ve el cese de la existencia tal como realmente es, piensa así: ’El Tathagata existe después de la muerte’... ‘El Tathagata ni existe ni no existe después de la muerte’.

“Pero, amigo, alguien que no se deleita en la existencia, que no encuentra deleite en la existencia, que no se regocija en la existencia, que conoce y ve el cese de la existencia tal como realmente es, no piensa así: ’El Tathagata existe después de la muerte’... ‘El Tathagata ni existe ni no existe después de la muerte’.

“Esta es la razón y la causa, amigo, por la cual el Bienaventurado no declaró esto”.

 

(iii. Deleite en el apego)

“Pero, ¿existe algún otro método, amigo Kotthika, para explicar por qué el Bienaventurado no declaró esto?”.

“Sí existe, amigo. Alguien que se deleita en el apego, que encuentra deleite en el apego, que se regocija en el apego, que no conoce ni ve el cese del apego tal como realmente es, piensa así: ’El Tathagata existe después de la muerte’... ‘El Tathagata ni existe ni no existe después de la muerte’.

“Pero amigo, alguien que no se deleita en el apego, que no encuentra deleite en el apego, que no se regocija en el apego, que conoce y ve el cese del apego tal como realmente es, no piensa así: ’El Tathagata existe después de la muerte’... ‘El Tathagata ni existe ni no existe después de la muerte’.

“Esta es la razón y la causa, amigo, por la cual el Bienaventurado no declaró esto”.

 

(iv. Deleite en el ansia)

“Pero, ¿existe algún otro método, amigo, para explicar por qué el Bienaventurado no declaró esto?”.

“Sí existe, amigo. Alguien que se deleita en el ansia, que encuentra deleite en el ansia, que se regocija en el ansia, que no conoce ni ve el cese del ansia tal como realmente es, piensa así: ’El Tathagata existe después de la muerte’... ‘El Tathagata ni existe ni no existe después de la muerte’.

“Pero, amigo, alguien que no se deleita en el ansia, que no encuentra deleite en el ansia, que no se regocija en el ansia, que conoce y ve el cese del ansia tal como realmente es, no piensa así: ’El Tathagata existe después de la muerte’... ‘El Tathagata ni existe ni no existe después de la muerte’.

“Esta es la razón y la causa, amigo, por la cual el Bienaventurado no declaró esto”.

 

(v. ¿Otro método?)

“Pero, ¿existe algún otro método, amigo Kotthika, para explicar por qué el Bienaventurado no declaró esto?”.

“He aquí, amigo Sariputta, ¿por qué necesitarías algo adicional a esto? Amigo Sariputta, cuando un monje se libera a través de la destrucción del ansia, no hay vuelta que dar para describirlo”.

 


FUENTE:

Bodhi, B. (2000). Sariputta and Kotthika (4) Tree en The Connected Discourses of the Buddha: A Translation of the Samyutta Nikaya. Boston: Wisdom Publications, (versión digital), pp. 1615-1617.

Catutthasariputtakotthikasuttam en Digital Pali Reader 


Traducción: Anton P. Baron

Edición: Federico Angulo y Anton P. Baron

Publicación de Bosque Theravada, 2015, 2020.  

 

 

Visto 1295 veces Modificado por última vez en Domingo, 10 Mayo 2020 04:14