Miércoles, 30 Agosto 2017 11:23

SN 20,10 Bilara Sutta - El gato

Valora este artículo
(2 votos)

Un símil del gato y el ratón que explica la excesiva socialización de los monjes con las familias.

 


[Leer en pali]

[10] En una ocasión cierto monje estaba socializando excesivamente con las familias. Entonces los otros monjes le dijeron:

“Venerable señor, no debería socializar excesivamente con las familias”. Pero aunque se le advertía de esta manera, él no quiso desistir.

Entonces un grupo de los monjes se acercó al Bienaventurado, le rindió homenaje, se sentó a un lado y reportó al Bienaventurado lo sucedido. [Y el Bienaventurado dijo:]

“Monjes, una vez en el pasado había un gato que, cuando miraba a un pequeño ratón mientras éste estaba en un callejón, en un desagüe o en un cubo de basura, pensaba: ‘Cuando este pequeño ratón salga en busca de comida, ahí voy a atraparlo y lo comeré’. Entonces, cuando este pequeño ratón salió en busca de comida, aquel gato lo atrapó y lo tragó a toda prisa sin masticarlo. Pero entonces, este pequeño ratón se comió los intestinos y el mesenterio del gato, lo cual representó para él la muerte y el sufrimiento mortal.

“Así también, monjes, hay aquí un monje que se viste por la mañana temprano y, tomando su cuenco y hábito exterior, entra en un pueblo o en una ciudad en busca de la comida de las limosnas con su cuerpo, habla y mente desprotegidos, sin establecer la atención consciente, con las facultades sensoriales irrestrictas. Y entonces ve a una mujer por allí ligeramente vestida, o ligeramente ataviada, y la lascivia invade su mente. Con la mente invadida por la lascivia encuentra la muerte y el sufrimiento mortal. Para él, monjes, la muerte en la Disciplina de los Nobles es que uno deje el entrenamiento y retorne al estilo de vida inferior; el sufrimiento mortal es que uno cometa ciertas ofensas que lo contaminen, [pero que son] de una clase que podría permitir la rehabilitación.

“Por eso, monjes, así debéis entrenaros a vosotros mismos: ‘Vamos a entrar en un pueblo, o en una ciudad, en busca de la comida de las limosnas con el cuerpo, el habla y la mente resguardados, con la atención consciente establecida y con nuestras facultades sensoriales restringidas’. Así debéis entrenaros a vosotros mismos”.

 


FUENTE:

Bodhi, B. (2000). "The Cut" en The Connected Discourses of the Buddha: A Translation of the Samyutta Nikaya. Boston: Wisdom Publications, (versión digital), p. 963.

"Bilarasuttam", en Digital Pali Reader 


Traducción: Anton P. Baron

Edición: Federico Angulo y Anton P. Baron

Publicación de Bosque Theravada, 2015, 2019.

 

 

Visto 1176 veces Modificado por última vez en Miércoles, 27 Noviembre 2019 01:26