Jueves, 17 Agosto 2017 17:51

SN 7,3 Asurindaka Sutta - Asurindaka

Valora este artículo
(0 votos)

Otro brahmán maleducado, a cambio de su abusiva forma de hablar, recibe una enseñanza por parte del Buda que lo lleva a la iluminación.

 


 [Leer en pali]

[3] En una ocasión el Bienaventurado estaba morando en la arboleda de los bambúes, en el Santuario de las Ardillas, cerca de Rajagaha. Entonces, el brahmán Asurindaka Bharadvaja escuchó esto: “Se dice que aquel brahmán del clan de Bharadvaja ha renunciado a la vida hogareña para asumir el estilo de vida sin hogar bajo el asceta Gotama”. Acto seguido, enojado y disgustado, se acercó al Bienaventurado y, abusando de él, lo vilipendió con palabras duras y groseras.

Cuando terminó de hablar el Bienaventurado permaneció en silencio. Entonces el brahmán Asurindaka Bharadvaja dijo al Bienaventurado: “Estás derrotado, asceta, estás derrotado”.

[El Bienaventurado:]

“El tonto piensa que ganó la victoria

Cuando, por medio del habla, bramó con dureza;

Pero para alguien que entiende,

Resistir con paciencia es la verdadera victoria.

“Alguien que devuelve la ira con la ira

De este modo se perjudica peor a sí mismo.

No respondiendo con la ira a la ira,

Uno vence la batalla difícil de ganar.

“Uno practica por el bienestar de ambos

—El propio y el de los demás—

Cuando, sabiendo que su adversario está enojado,

Conscientemente atento, mantiene la paz.

“Cuando alcanza la cura de ambos

—La propia y la de los demás—

La gente que lo considera un tonto

No es calificada en el Dhamma”.

Cuando se dijo esto, el brahmán Asurindaka Bharadvaja dijo al Bienaventurado:

“¡Excelente, Maestro Gotama! ¡Excelente, Maestro Gotama! El Maestro Gotama esclareció el Dhamma de diferentes maneras, como si enderezara lo que estaba torcido, revelara lo que estaba oculto, mostrara el camino a los que estaban perdidos o sostuviera una lámpara en medio de la oscuridad, de manera tal que los de buena vista pudieran ver las formas. Ahora voy por refugio al Maestro Gotama, al Dhamma y al Sangha de los monjes. ¿Puedo recibir el renunciamiento bajo el Maestro Gotama y recibir la plena ordenación?”.

Entonces el brahmán Asurindaka Bharadvaja recibió el renunciamiento bajo el Bienaventurado y recibió la plena ordenación. Y pronto, no mucho después de su plena ordenación, morando en soledad, apartado, ardiente y resuelto, el Venerable Bharadvaja, al descubrirlo por sí mismo con el conocimiento directo, en esta presente vida entró y permaneció en aquella insuperable meta de la vida santa por la cual, correctamente, los hombres de clan renuncian a la vida hogareña y asumen el estilo de vida sin hogar. Y conoció esto directamente: “Destruido está el nacimiento, la vida santa ha sido vivida, lo que tenía que hacerse ha sido hecho y, he aquí, no hay más futuros estados de existencia”. Y el Venerable Bharadvaja llegó a ser uno de los arahants.

 


FUENTE:

Bodhi, B. (2000). Asurindaka en The Connected Discourses of the Buddha: A Translation of the Samyutta Nikaya. Boston: Wisdom Publications, (versión digital), p. 380.

Asurindakasuttam en Digital Pali Reader


Traducción: Anton P. Baron

Edición: Federico Angulo y Anton P. Baron

Publicación de Bosque Theravada, 2015.  

 

 

Visto 1178 veces Modificado por última vez en Lunes, 29 Julio 2019 04:01