Miércoles, 16 Agosto 2017 18:51

SN 6,6 Brahmaloka Sutta - El mundo de Brahma

Valora este artículo
(1 Voto)

En este sutta asistimos a una lucha entre un brahma negligente, rígido y orgulloso, y dos colegas suyos, devotos al Buda, que se encargan de barrer sus ilusiones.

 


 [Leer en pali]

[6] En Savatthi.

En esa ocasión el Bienaventurado se había ido para su morada diurna y estaba en reclusión. Entonces, los brahmas independientes Subrahma y Suddhavasa se acercaron al Bienaventurado y se quedaron cada uno a un lado de la puerta. 

Entonces, el brahma independiente Subrahma dijo al brahma independiente Suddhavasa:

“Este no es un tiempo apropiado, querido señor, para visitar al Bienaventurado. El Bienaventurado se ha ido para su morada diurna y está en reclusión. Pero en tal y tal mundo de brahma que es rico y próspero, el brahma de allí está morando en la negligencia. Ven, querido señor, vayamos a aquel mundo de brahma y despertemos el sentido de urgencia en aquel brahma”.

“Sí, querido señor”, respondió el brahma independiente Suddhavasa.

“Entonces, tan rápido como un hombre fuerte extiende su brazo doblado o lo dobla cuando está extendido, los brahmas independientes Subrahma y Suddhavasa desaparecieron de enfrente del Bienaventurado y reaparecieron en aquel mundo de brahma. Y aquel brahma vio a aquellos brahmas venir desde cierta distancia y les dijo: 

“Ahora bien, ¿de dónde estáis viniendo, queridos señores?”.

“Venimos, querido señor, de la presencia del Bienaventurado, el Arahant, el Perfectamente Iluminado. Querido señor, deberías ir a asistir a ese Bienaventurado, el Arahant, el Perfectamente Iluminado”.

Cuando se dijo esto, aquel brahma se rehusó a aceptar su consejo. Habiendo creado mil transformaciones de sí mismo, dijo al brahma independiente Subrahma: “¿Puedes ver qué gran poder y fuerza tengo?”.

“Ya veo, querido señor, qué gran poder y fuerza tienes”.

“Pero entonces, querido señor, al ser yo tan poderoso y fuerte, ¿a qué otro asceta o brahmán voy a ir a asistir?”.

Entonces, el brahma independiente Subrahma, habiendo creado dos mil transformaciones de sí mismo, dijo a aquel brahma: “¿Puedes ver qué gran poder y fuerza tengo?”.

“Ya veo, querido señor, qué gran poder y fuerza tienes”.

“Aquel Bienaventurado, querido señor, es aún más poderoso y fuerte que nosotros dos. Deberías ir a asistir a ese Bienaventurado, el Arahant, el Perfectamente Iluminado”.

Entonces, aquel brahma, se dirigió al brahma independiente Subrahma en verso:

 

“Tres [cientos] supannas, cuatro [cientos] gansos,

Y quinientos halcones,

Este palacio, oh Brahma, del meditador brilla,

Iluminando el punto cardinal del norte”.

[El brahma independiente Subrahma:]

“Aunque este palacio tuyo brillara,

Iluminando el punto cardinal norte,

Habiendo visto el defecto en la forma, su crónico temblor,

El sabio no toma deleite en la forma”.

 

Entonces los brahmas independientes Subrahma y Suddhavasa, habiendo despertado

el sentido de urgencia en aquel brahma, desaparecieron de allí. Y en una ocasión

posterior aquel brahma fue a asistir al Bienaventurado, el Arahant, el Perfectamente

Iluminado.

 


FUENTE:

Bodhi, B. (2000). A Brahma World (Negligence) en The Connected Discourses of the Buddha: A Translation of the Samyutta Nikaya. Boston: Wisdom Publications, (versión digital), pp. 356-357.

Brahmalokasuttam en Digital Pali Reader


Traducción: Anton P. Baron

Edición: Federico Angulo y Anton P. Baron

Publicación de Bosque Theravada, 2015.  

 

 

Visto 1236 veces Modificado por última vez en Lunes, 08 Julio 2019 04:31