Martes, 16 Marzo 2010 13:05

Ud 7,9 (18Ud.7.9,69) Udapana Sutta - Discurso con el pozo

Valora este artículo
(2 votos)

En poco frecuente exhibición de poder sobrenatural el Buda llama la atención al Venerable Ananda sobre el Dhamma.

He aquí lo que yo he oído decir. Cierta vez el bhagavant [1] recorriendo el país de los Mallas con un gran grupo de bhik­khus, llegó a una aldea de brahmanes Mallas, cuyo nombre era El Pilar. En aquella ocasión los brahmanes jefes de familia de la aldea El Pilar oyeron decir: «El samán Gotama, descendiente de los Sakya, ha dejado el clan de los Sakya para llevar una vida errante. Recorriendo el país de los Mallas con un gran gru­po de bhikkhus ha llegado a El Pilar». Y entonces llenaron el pozo hasta la boca con paja y hierbas, pensando: «¡Que no to­men agua estos samanes de cabezas rapadas!»

Y el bhagavant, apartándose del camino, se dirigió al pie de un árbol y una vez ahí se sentó en el asiento preparado para él. Y, habiéndose sentado, el bhagavant le dijo al venerable Ananda: «Ve, Ananda, y tráeme agua de aquel pozo».

Y cuando el bhagavant le dijo esto, el venerable Ananda le respondió: «Señor, este pozo ha sido tapado hasta la boca con paja y hierbas por los brahmanes, jefes de familia de El Pilar, pensando: 'Que estos samanes de cabezas rapadas no tomen agua’».

Por segunda vez entonces el bhagavant le dijo al vene­rable Ananda: «Ve, Ananda, y tráeme agua de aquel pozo». Por segunda vez entonces el venerable Ananda le respondió al bha­gavant: «Señor, este pozo ha sido tapado hasta la boca con paja y hierbas por los brahmanes, jefes de familia de El Pilar, pensando: 'Que estos samanes de cabezas rapadas no tomen agua'».

Por tercera vez entonces el bhagavant le dijo al venerable Ananda: «Ve, Ananda, y tráeme agua de aquel pozo».

Y el venerable Ananda diciendo: «Sí, señor», obedeciendo al bhagavant, tomando una escudilla, se dirigió hacia el pozo.

Cuando el venerable Ananda estuvo cerca del pozo, éste, arro­jando de su boca toda la paja y las hierbas, se llenó de agua clara, pura, transparente, que llegaba hasta sus bordes e incluso desbordaba.

Y el venerable Ananda pensó: «¡Qué extraordinarios, se­ñor, qué maravillosos son el gran poder y la gran autoridad del tathagata, pues cuando me acerqué al pozo, éste arrojando de su boca toda la paja y las hierbas, se llenó de agua, clara, pura, transparente, que llega hasta sus bordes, e incluso desborda». Y, tomando agua con su escudilla, se acercó a donde estaba el bhagavant y, habiéndosele acercado, le dijo: «¡Qué extraordi­narios, señor, qué maravillosos, señor, son el gran poder y la gran autoridad del tathagata, pues cuando me acerqué al pozo, éste, arrojando de su boca toda la paja y las hierbas, se llenó de agua clara, pura, transparente que llegaba hasta sus bordes e incluso desbordaba! Beba agua el bhagavant; beba agua el bien encaminado».

El bhagavant, comprendiendo el sentido, dijo en aquella ocasión este udana [2]:

¿De qué serviría un pozo

si hay agua en todas partes?

¿Qué queda por buscar

si se cortó la raíz del deseo?


NOTAS DEL BT:

[1] Se refiere al Bienaventurado, el Buda.

[2] Una exclamación gozosa o emotiva.


FUENTE:

“Udana: La palabra de Buda”, traducción del pali de F. Tola y C. Dragonetti. http://www.oshogulaab.com/BUDA/TEXTOS/LISTADOLIBBUDA.htm

“Kaccanasutta” en World Tipitaka Editions http://studies.worldtipitaka.org/tipitaka/18Ud/7/7.8 (05/12(2008)


Publicado por el Bosque Theravada © 2009

Términos del uso del Bosque Theravada: Puedes copiar, reformatear, reimprimir, volver a publicar y redistribuir este trabajo a través de cualquier medio, siempre que (1) hagas que estas copias, etc. sean disponibles de manera libre de costo; (2) indiques claramente que cualquier derivación de esta obra (incluida la traducción) debe señalar como fuente éste documento e (3) incluyas el texto completo de esta licencia en cualquier copia o derivación de esta obra. Por lo demás, todos los derechos reservados.

Visto 1784 veces Modificado por última vez en Martes, 27 Abril 2010 20:37