Domingo, 29 Noviembre 2009 11:22

Ud 3,10 (18 Ud.3.10,30) Loka Sutta – Discurso sobre el mundo

Valora este artículo
(3 votos)

Inmediatamente después de su Despertar el Buda inspecciona al mundo con su vista espiritual y lo ve lleno de ignorancia, avidez y sufrimiento.

He aquí lo que yo he oído decir. Cierta vez el bhagavant [1] se encontraba en la localidad de Uruvela, en la orilla del río Nerañjara, bajo el árbol de la Iluminación, habiendo recién alcanzado la condición de buddha. En aquella ocasión el bhagavant estuvo sentado durante una semana en una misma postura pallanka [2] , experimentando la felicidad de la Liberación.

Y el bhagavant, al fin de esa semana, habiendo salido de aquel samadhi, contempló el mundo con su mirada de buddha, vio a los seres torturados por numerosos sufrimientos, consumiéndose en numerosos fuegos nacidos de la pasión, del odio, del error.

El bhagavant, comprendiendo el sentido, dijo en aquella ocasión este udana [3] :

Este mundo sumido en el sufrimiento,

dominado por la sensualidad,

proclama que su ser es dolor.

De cualquier manera que uno imagine algo

eso resulta diferente.

El mundo es inestable,

sujeto a la existencia [4]

dominado por la existencia,

goza con la existencia.

Lo que lo hace gozar, es para él fuente de temor,

aquello por lo que teme es fuente de sufrimiento.

La vida religiosa es practicada

para librarse de la existencia.

Yo os digo que no se han liberado de la existencia ninguno de aquellos samanes o brahmanes que han sostenido que la liberación de la existencia se produce mediante la existencia. También digo que no han escapado de la existencia ninguno de aquellos samanes o brahmanes que han sostenido que con la cesación de la vida se escapa a la existencia.

Este sufrimiento se produce a causa del apego. El sufrimiento no se produce una vez destruido todo apego. Mira este mundo. La mayor parte de los seres están dominados por la ignorancia, gozan con las manifestaciones de la existencia, no se han liberado. Toda existencia en todo respecto, totalmente, es impermanente, dolorosa, sometida al cambio.

Cesa el deseo por la existencia,

en aquel que, mediante el correcto conocimiento,

ve esto [5] de acuerdo con la verdad

y no se regocija con la cesación de la vida.

Con la completa destrucción de los deseos

se produce la total eliminación de las pasiones,

la cesación, el nirvana.

No existe reencarnación para el bhikkhu

que, desapegándose de todo,

ha alcanzado el nirvana:

Ha vencido a Mara,

ganó la batalla

y escapó a toda existencia.


NOTAS:

[1] Se refiere al Bienaventurado, el Buda (BT)

[2] Postura con el cuerpo erguido y las piernas cruzadas (BT)

[3] Exclamación gozosa o emotiva (BT)

[4] Por bhava, «existencia», debemos entender la existencia, de acuerdo con la concepción budista: el pasar de una encarnación a otra, el estar encadenado a las reencarnaciones, el formar parte de esta realidad, diferente y distinta del nirvana, única entidad absoluta y trascendente, realidad caracterizada por lo doloroso, lo transitorio, lo insustancial. La existencia está condicionada precisamente por el apego a las cosas que constituyen esta realidad (Trad).

[5] Este mundo, la realidad (Trad.).


FUENTE:

“Udana: La palabra de Buda”, traducción del pali de F. Tola y C. Dragonetti.

http://www.oshogulaab.com/BUDA/TEXTOS/LISTADOLIBBUDA.htm


Publicado por el Bosque Theravada © 2009

Términos del uso del Bosque Theravada: Puedes copiar, reformatear, reimprimir, volver a publicar y redistribuir este trabajo a través de cualquier medio, siempre que (1) hagas que estas copias, etc. sean disponibles de manera libre de costo; (2) indiques claramente que cualquier derivación de esta obra (incluida la traducción) debe señalar como fuente éste documento e (3) incluyas el texto completo de esta licencia en cualquier copia o derivación de esta obra. Por lo demás, todos los derechos reservados.

Visto 2613 veces Modificado por última vez en Martes, 27 Abril 2010 10:54